Herramientas de Accesibilidad

Suscríbete a nuestra newsletter

Spanish Español
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 88

Salud bucodental

Cuando hablamos de salud bucodental debemos ir algo más lejos, hacia la relación de la salud bucodental con toda la salud en general, referirnos a todo nuestro organismo.

Artículo escrito por Meritxell Martí, farmacéutica y bloguera, publicado en Farmaventas 169.

 

Cuando hablamos de salud bucodental entendemos boca, dientes y encías.

La boca es la primera parte del sistema digestivo y respiratorio. De hecho, allí tenemos bacterias. Algunas de ellas pueden ser dañinas y penetrar en nuestro organismo a través de esta puerta de entrada. Si mantenemos la boca sana y limpia podremos tener esas bacterias u otros agentes patógenos bajo control.

La higiene es la acción más importante que debemos hacer para mantener una correcta salud bucodental y controlar el ataque bacteriano.

Un alto contenido de bacterias en la boca puede provocar infecciones, caries y problemas en las encías, como la periodontitis (inflamación severa de las encías).

Por otra parte, la secreción salivar es igualmente importante en la salud bucodental. Una de sus funciones es neutralizar los ácidos de la boca que producen las bacterias.

Del mismo modo, la saliva ayuda a la disolución y digestión de los alimentos en la boca. Hidratarla y eliminar los restos de comida que puedan haber quedado en la boca es muy importante para la salud.

La boca

Hablamos de salud bucodental, lo que significa que no solo nos referimos a los dientes, sino a la boca entera, el paladar, la mucosa bucal, la garganta, la lengua, glándulas salivares, labios, la musculatura, las mandíbulas y el sistema nervioso y vascular de la boca que la conecta con el cerebro y el resto de nuestro organismo.

La salud bucodental es mucho más que la sola salud de los dientes o la boca. Algunos de los últimos estudios la relacionan directamente con infecciones orales crónicas, problemas cardiacos, pulmonares… No podemos separar la salud general de la salud bucodental.

Cuáles son las dolencias más importantes que pueden afectar a todo el sistema craneofacial

Infecciones microbianas, bacterias, hongos, son una de las primeras causas de los problemas bucodentales, como por ejemplo caries, herpes, cándidas, problemas periodontales… Otras pueden ser causadas por problemas genéticos, medioambientales o factores epigenéticos.

El abuso de alcohol, tabaco, dieta inapropiada son factores de riesgo para padecer enfermedades relacionadas, como puede ser cáncer de la cavidad oral, faringe, enfermedades periodontales, cándidas o caries.

Enfermedades crónicas como el síndrome de Sjögrens, en los que hay un aumento de la sequedad bucal.

¿Y si relacionamos la salud bucodental con el bienestar general y sentirse mejor?

Está claro que la boca va a ser el portal por donde pueden entrar infecciones que pueden afectar a todo el organismo.

Del mismo modo, algunas enfermedades sistémicas pueden manifestarse con problemas bucodentales.

Algunos fármacos y tratamientos necesarios en enfermedades pueden afectar de forma negativa la salud bucodental.

Las personas con salud débil e inmunodeprimidas pueden tener su salud mucho más comprometida si sufren algún problema o infección bucodental.

Las personas diabéticas son más propensas a padecer problemas periodontales.

Las consecuencias de una salud bucodental pobre pueden provocar:

Alteraciones de la apariencia externa.

Alteraciones en el habla.

Al comer.

Interacción social.

Incluso puede afectar en problemas emocionales. 

Relación entre una salud bucodental pobre con dolencias generales

Endocarditis: esta es una infección del endocardio. Las bacterias u otros gérmenes desde el sistema circulatorio se alojan en algunas partes del corazón.
En los problemas gingivales, las bacterias de la boca pasan al canal sanguíneo. Estas bacterias producen proteínas que pueden afectar al corazón al provocar ateromas en las arterias y coágulos.

Sistema cardiovascular, en el que puede haber problemas de obstrucción de arterias. Se pueden relacionar con infecciones orales. También puede aumentar hasta 13.6 veces más el riesgo de padecer infartos cardiacos, como si se tratara de un fumador.

Durante el embarazo, se debe tomar especial atención con la salud periodontal, ya que puede estar relacionada en nacimientos prematuros y de bajo peso. Existe la probabilidad de que la mujer embarazada tenga un parto prematuro si tiene problemas gingivales. Esto es debido a que probablemente con un problema gingival aumentan las sustancias químicas que provocan el parto.
Durante este periodo, es muy importante tener un control especial en el cuidado dental, ya que los cambios hormonales pueden provocar problemas gingivales como la inflamación o que las encías sangren más fácilmente.

Neumonía: algunas bacterias pueden causar dicha enfermedad porque llegan a los pulmones a través de la boca. Las infecciones pulmonares son debidas, de hecho, a que respiramos pequeñas partículas patógenas de la boca a la garganta hacia los pulmones.

Si sufrimos problemas gingivales o dentales en la boca tendremos más bacterias que lo normal y eso puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades pulmonares. Este es un problema importante en personas más mayores en el que existe un mayor problema de gingivitis.

Cáncer: cáncer bucal, incluso leucemia u otros tipos de cáncer pueden derivarse de una pobre higiene bucal y salud bucodental.

Por otra parte, las enfermedades que son más sensibles a padecer problemas bucodentales son:

Diabetes: se es mucho más sensible a las infecciones gingivales. También son más severas. Por ello, las personas diabéticas deben visitar más a menudo al dentista u odontólogo.

SIDA: con frecuencia, se sufren lesiones en la mucosa bucal. Pueden ser más o menos dolorosas.

Osteoporosis: se relaciona no solo con un problema de pérdida de masa ósea, sino también de pérdida de piezas dentales. Algunos fármacos específicos para tratar la osteoporosis pueden dañar los huesos mandibulares.

Alzheimer: cuando empeora la salud bucodental al padecer Alzheimer tiende a afectar en la evolución de la enfermedad. De hecho, las bacterias que provocan gingivitis pueden entrar en el cerebro por el riego sanguíneo o el sistema nervioso.

Prevención

Lo más importante que se puede recomendar es la prevención:

Higiene oral diaria: cepillar los dientes al menos dos veces al día con un cepillo suave.

Añadir cierto contenido de flúor en el agua, en la pasta o enjuagues bucales.

Usar hilo dental.

Usar enjuague bucal para eliminar las posibles partículas después de usar la cera o hilo dental.

No fumar.

Evitar las dietas pobres nutricionalmente. Completar una dieta sana y llena de alimentos frescos y limitar los azucares simples.

Cambiar el cepillo de dientes como mínimo a los tres meses, pero siempre dependiendo de su estado y de sus cerdas.

Controles regulares bucodentales por profesionales, así como higienes.

Es primordial que los padres enseñen a sus hijos la importancia de la salud bucodental y que los acostumbren a los hábitos de higiene correctos desde pequeños. Debemos estar presentes durante el proceso de higiene de los dientes al menos hasta los 6 años para enseñarles como hacerlo bien.

Quiénes son los especialistas

Dentistas.

Higienistas dentales.

Especialistas: periodoncistas, ortodontistas, cirujanos orales y maxilofaciales.

Problemas bucodentales comunes

Dientes erosionados, torcidos, que faltan o incluso tener la mandíbula torcida, pueden interferir en el habla y masticar correctamente.

La caries en los dientes puede ser dolorosa. Es posible que alcance la raíz dental y con ello provocar infecciones en las encías, aumentar la sensibilidad del frio y el calor de los líquidos. Es frecuente no darse cuenta de sufrir caries hasta que está muy evolucionada. Por ello, se aconseja la visita regular al dentista como prevención.

Problemas gingivales: a la larga pueden provocar problemas más severos, como la perdida de algún diente, por ello es importante ir controlándolos.

Algunos de los signos de infecciones bucales:

Inflamación de las encías, sangrado habitual especialmente durante el cepillado.

Mal sabor de boca.

Halitosis.

Pérdida de algún diente.

Infecciones frecuentes bucales.

Higiene dental profesional

Es muy habitual que las higienes dentales por profesionales den miedo, sin embargo, no debe ser así. El proceso puede ser muy simple y para nada doloroso.

¿Cómo actúa un higienista?

El especialista realiza un examen visual físico con el que podrá observar si hay algún problema como gingivitis o caries. La placa es un “film de bacterias” que se pega en el diente y provoca la formación de las caries y problemas gingivales.

La eliminación de la placa y el sarro se hace generalmente de forma erosiva, con una cureta, aunque la mayoría usan aparatología ultrasónica. Si se tiene más sarro, se tardará más tiempo en eliminarlo. El que lleva mucho tiempo se convierte en placa dental, algo más difícil de quitar.

Debemos aconsejar el cepillado de los dientes más a menudo para evitar que se forme el sarro y, así, librarse este paso. Para el siguiente, el higienista utilizará una pasta que es ligeramente erosiva con un cepillo eléctrico profesional. El higienista va a utilizar el hilo o la cera dental de una forma más correcta y profunda que el paciente en su casa. Es posible que las encías sangren algo.

Aclarado con un enjuague con flúor y clorhexidina. 

Para finalizar, se aplica el protector, que suele ser rico en flúor y protege de posibles caries durante un tiempo. Suele ser una pasta algo pegajosa que se deja durante uno o dos minutos.

Cómo deberíamos limpiarnos los dientes

Los dientes deberían cepillarse un mínimo de 2 minutos dos veces al día, una antes de acostarse, para evitar la formación de la placa. El orden más adecuado durante el cepillado siempre debe ser el mismo: por dentro, por fuera y por la parte donde masticamos. Siempre que se cepille correctamente no importa si se usa un cepillo eléctrico o manual.

Sobre el tipo de cepillo

No es imprescindible usar un cepillo eléctrico o manual, lo más adecuado es que pueda llegar a todas partes, con el cabezal pequeño y compacto, las fibras de puntas redondeadas y de dureza entre media y fuerte.

Los eléctricos, tanto oscilantes como rotantes, pueden ir igual de bien. Quizás son preferidos porque llegan más fácilmente y de forma más profunda a todos los rincones.

Sobre la pasta de dientes

Es importante el contenido de flúor en la pasta de dientes. Las de adultos han de contener un mínimo de 1350ppm. Las de niños contienen de 1350 ppm a 1500 ppm. Sin embargo, para los menores de 6 años no más de 1000 ppm.

Se puede usar diferentes tipos de pastas de dientes, dependiendo de las otras acciones que se esté buscando. Algunos ejemplos pueden ser las blanqueadoras, para evitar la sensibilidad de los dientes o para mejorar la inflamación gingival.

Si se opta por un enjuague bucal, se puede usar y aclarar. A continuación, es apropiado no usar agua al menos hasta después de media hora. Lo ideal seria no aclarar los dientes tras limpiarlos con la pasta, ya que con ello se consigue que el efecto del flúor quede en el diente.

La cera dental

es una de las mejores prácticas para evitar la gingivitis y la halitosis. Lo ideal es cortar de 30 a 45 cm del hilo dental, cogerlo entre las manos, pasar el hilo entre los dientes y las encías, y limpiar al menos 8 veces cada espacio interdental.

Si se emplean cepillos interdentales 

deben tener la medida específica para que quepan entre los dientes. Es preferible usarlos antes que los palillos para los dientes, que pueden dañar el esmalte y las encías. Existen muchas medidas de cepillos, así es más fácil usar el adecuado. Los colores suelen ser estándar con la medida del cepillo.

Medidas: 0.6 nano ( rosa) 0.7 super micro ( naranja) 0.9 micro ( verde) 1.0 mini cónical ( rojo ) 1.1 mini ( amarillo) 1.3 cónico ( azul) 1.3 cilíndrico ( gris) 2.2 maxi (morado).

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

Nuestras Redes Sociales

Suscripción Newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter y recibirás la última información del sector.

Estoy de acuerdo con Términos y condiciones
Farmaventas nº 186
Farmaventas nº 186

Farmaventas nº 186

Empresas Destacadas 2022-23
Empresas Destacadas 2022-23

Empresas Destacadas 2022-23

Especial Premios iDermo 2022
Especial Premios iDermo 2022

Especial Premios iDermo 2022

Farmaventas nº 185
Farmaventas nº 185

Farmaventas nº 185

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21


Datos


16.000 ejemplares mensuales
Más de 12.000 noticias publicadas
Más de 24.000.000 de lecturas

 

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies