Spanish Español

"Diariamente la piel sufre agresiones debido a la contaminación diaria de nuestro día a día, y que cada vez se hacen notar más"

Auxiliar de farmacia es una profesión que creí que jamás ejercería, debido a que yo realice bachillerato de humanidades, con ilusión de terminar ejerciendo algo de prevención de riesgo laborales. A día de hoy, me siento afortunada de haber recorrido otro camino, porque así he terminado en una profesión que me apasiona.

 

Artículo escrito por Virginia Muñoz Vega, auxiliar de farmacia, publicado en Farmaventas 170.

 

Para mí, esta profesión me aporta un crecimiento personal constante debido a la formación continua que te mantiene activa en todo momento, a la empatía que se desarrolla en el mostrador con los pacientes/clientes, las alegrías y tristeza que te aporta, sobre todo me quedo con la humanidad que se desarrolla. 

¿Por qué escogí la dermofarmacia?

Dentro del mundo de la farmacia nos podemos especializar en muchos campos, que un técnico/auxiliar puede desarrollar de forma constante. Algunos de los campos que se pueden desarrollar serian: 

Homeopatía 

Nutrición

Fitoterapia

Dermofarmacia y cosmética 

Esta última es mi preferida. Cuando comencé a trabajar en farmacia, me leía todas las revistas que me daba tiempo sobre noticias del mundo de la farmacia. En ese momento estaba muy de moda Twitter, ese fue mi primer contacto con las redes sociales, ya que yo era un poco nula en ese tema.

Entonces, me convertí en una friki gracias a los grandes trabajos que realizaban Gema Herrerías e Inma Ríu, ya que para mí fueron un ejemplo de aprendizaje para desarrollarme en el campo de la dermo. En alguna ocasión, me puse en contacto con ellas y recibí muy buenas recomendaciones para comenzar a formarme en la dermofarmacia/dermocosmética.

Cuando comencé a estudiar por la Uned el Experto Universitario en Dermofarmacia y Cosmética, ya comenzaba a dar mis primeras recomendaciones en el mostrador de la farmacia. Ese subidón de adrenalina de felicidad que sentía por mi cuerpo al ver la sonrisa del cliente cuando venía a las semanas dando las gracias por lo bien que le había ido el producto o venia alguien recomendado porque un conocido/a le habían dicho que fuera a tal farmacia, que le darían una buena recomendación son emociones vividas cada día y te ayudan a seguir con la formación. De esa forma, puedes ayudar con tu sabiduría a muchas personas. Existen ocasiones en las que te puedes confundir, pero en ello está la humildad de saber solucionar cuando alguien se equivoca en la recomendación. También saber dónde está la siguiente recomendación, pedir el consejo de tus compañeros farmacéuticos o derivar al médico. 

¿Cómo comenzar a crear una buena rutina cosmética?

Es unos de los primeros pasos que realicé cuando comencé con el mundo de la dermofarmacia, también es unos de los cambios más contantes. 

Debido a que a cada persona necesita una rutina especializada en cada momento en el cual se encuentre, no es lo mismo mi rutina diaria que vivo en la provincia de Cádiz en un pueblo de la sierra, a una persona que vive en el centro de España. Debido al clima vario, el agua con la que nos bañamos, el sol que recibamos, el trabajo que realicemos.

Son muchos factores que se deben tener en cuenta antes de crear una buena rutina diaria. 

Por ello, cuando se comienza una recomendación se debe tener una buena charla con el paciente. De esa forma conoceremos todos sus hábitos, circunstancia y necesidades para realizar su rutina personalizada. 

A continuación, voy a contar la rutina que yo estoy realizando en este momento. Me encuentro indagando un poco el método Layering.

¿Qué es el método layering?

El médoto layering es un concepto que consta de varios cuidados divididos por etapas, para sacar el mayor provecho al cuidado de la piel.

Los cuidados son diferentes dependiendo si son de mañana o noche, el orden cronológico del ritual debe ser escrupulosamente respetado. 

Los dos primeros pasos se basan en la doble limpieza que dejan una piel sana y fresca. 

Las etapas a seguir serían las siguientes:

Etapa: Desmaquillar al aceite (por la noche)

Etapa: La limpieza

Etapa: La loción

Etapa: El sérum 

Etapa: El contorno de ojos

Etapa: La crema de día o de noche

Etapa: El bálsamo labial

El ritual para un bastante extenso desglosado de esta forma, ahora sí es cierto como todo en la vida, al inicio cuesta un poco pero ya luego te acostumbras y en 10 minutos tienes la piel brillante y agradecida por ese cuidado recibido. 

 

Etapa 1: Desmaquillar 

Diariamente la piel sufre agresiones debido a la contaminación diaria de nuestro día a día, y que cada vez se hacen notar más. Como son el clima (frío, viento, calor, humedad) los rayos UVA/B del sol, la luz azul que cada día más debido al constante contacto con los aparatos electrónicos como el móvil, ordenador, Tablet. Todos estos factores desagradan la epidermis de nuestra piel, favorecen la aceleración del envejecimiento cutáneo, aparición de arrugas marcadas, la modificación del colágeno, Etcétera.

Por todo ello, aunque no me maquille diariamente sí que realizo mi primera etapa de desmaquillar para eliminar todos esos factores externos que han ido dañando mi piel a lo largo del día. 

Yo utilizo como desmaquillante el aceite de camelia o el aceite de yoyoba.

El aceite de camelia ayuda a la deshidratación y permite luchar contra el envejecimiento prematuro de la piel. Es un aceite nutritivo, protector y suavizante con unas propiedades muy emolientes. 

El aceite de yoyoba es nutritivo y suavizante, perfecto como antiarrugas, con propiedades cicatrizantes y equilibrantes.

Etapa 2: La limpieza 

Después de retirar el aceite, la piel se me queda un poco húmeda, en ese momento aplico el jabón que utilizo en esta etapa, yo utilizo los llamados syndets.

Los syndets son los llamados jabón sin jabón, limpiadores con un pH parecido al de la piel, de esa forma evita la alteración de la barrera de la piel. 

Etapa 3: Loción

Esta etapa prepara la piel para recibir los cuidados posteriores. El objetivo principal es tonificar la piel, cerrar poros, de esa forma devolver a la piel un buen equilibrio. 

Otro dato curioso e interesante es que este paso también ayuda a limpiar de los poros la cal que puede llevar el agua, y de esa forma conseguir un poro mucho más limpio. 

Yo utilizo una loción tónica astringente de día y una loción tónica hidratante de noche.

Etapa 4: El sérum

Esta etapa lo que nos proporciona es tratar y estimular las células epidérmicas. A la hora de escoger un sérum, yo lo escojo dependiendo en qué momento se encuentra mi piel. Esto es algo más personal. 

Datos interesantes de esta etapa es que nunca se debe olvidar que un sérum no es una crema, ya que el sérum prepara la piel para la crema. 

Otro dato interesante es que en este momento del ritual espero unos minutos realizando otra cosa antes de realizar el siguiente paso. 

Etapa 5: El contorno de ojos 

Es un cuidado que pocos nos paramos para saber de él, para mi es importante debido a que el contorno de ojos es la zona de la piel más fina y sensible.

En algunas ocasiones me han comentado, que no les hace falta el contorno de ojos debido a que utilizan su crema hidratante en esa zona, eso es un error, de esa forma solo se consigue marcas más las ojeras, hinchar la zona del ojo y remarcar las bolsas. 

Etapa 6: La crema de día o de noche 

La crema que escoja dependerá de cómo se encuentre mi piel dependiendo del momento, ya que puede variar. En ocasiones utilizo componentes como retinol, bakuchiol, ácido hialuronico de alto y bajo peso molecular, de ácido salicílico, con ácido azelaico o incluso de ingredientes de origen natural como el descrito anteriormente: el bakuchiol. De momento estoy estudiando varios, pero hasta que no lea sobre ellos lo bastante como para estar bien informada no los utilizaré, ni recomendaré. 

Etapa 7: Bálsamo labial 

Es una zona que nos solemos olvidar, yo soy de la que me noto los labios deshidratados y me doy mordisquito haciéndole daño. De esta forma al hidratarlos mantengo unos labios sanos e hidratados, a la hora de maquillarlos lucen muy bien y el labial lo agradece. 


Ya luego están las rutinas semanales y mi protector solar que no falta como último paso en la rutina de día. Y sobre todo durante todo el día volver a replicarlos todas las veces necesarias que necesite mi piel, debido que tengo una piel bastante clara y sensible. 

Dentro de las rutinas semanales están las mascarillas, que me realizo como una dosis extra para el cuidado de la piel. Va a depender de lo que le quiera apartar a la piel en ese momento, si va a ser un extra de hidratación, de luminosidad, de sebo reguladora, etcétera.

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

Nuestras Redes Sociales

Agenda

Farmaventas nº 171 - Edición Animada
Farmaventas nº 171 - Edición Animada

Farmaventas nº 171 - Edición Animada

Farmaventas nº 170
Farmaventas nº 170

Farmaventas nº 170

Farmaventas nº 169
Farmaventas nº 169

Farmaventas nº 169

Farmaventas nº 168
Farmaventas nº 168

Farmaventas nº 168

 

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


16.000 ejemplares mensuales
Más de 10.000 noticias publicadas
Más de 17.000.000 de lecturas

Durante el confinamiento y
en la actualidad continuamos
repartiendo la revista física 
con total normalidad.

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies