Spanish Español

Solares: ¿Son todos iguales y seguros?

Denominamos filtro solar a un cosmético que, aplicado sobre la piel de forma tópica, va a absorber o reflejar los rayos solares, entre ellos los ultravioleta. Gracias a ellos, la piel se protege de quemaduras solares, se previene la aparición prematura de arrugas, el fotoenvejecimiento, las manchas y la flacidez de la piel.

 

Artículo escrito por Meritxell Martí, farmacéutica y bloguera, publicado en Farmaventas 170.

Qué tipos hay

Los cosméticos protectores solares se van a diferenciar por la concentración de filtro solar que contienen y por la propia forma galénica del cosmético. Pero, si hablamos de los ingredientes que actuarán como filtro solar, podemos diferenciar los activos que van a prevenir los daños en:

Físicos (minerales): se pueden incluir el dióxido de titanio y el óxido de zinc, ya que estos van a bloquear y reflejar los rayos solares, evitando que penetren en la piel.

Químicos: como pueden ser la avobenzona o el salicilato de 2 etilhexil (octil salicilato). Estos tienen la capacidad de absorber los rayos solares. También existen otros tipos de filtros químicos, como el ácido aminobenzoico , octocrileno y la oxibenzona.

Por qué los necesitamos

Hay algunos factores que van a condicionar el tipo de filtro solar y la concentración de estos:

Según la fotosensibilidad. No es el tipo de piel, sino la mayor o menor sensibilidad solar. Puede depender de la medicación que se esté tomando, de los desordenes hormonales, por ejemplo.

El tipo de piel, según sea seca, grasa, sensible, acneica o según los factores hereditarios cutáneos.

El uso diario de filtro solar va a disminuir el riesgo de padecer cáncer cutáneo y de desarrollar células escamosas cancerígenas, reduce el riesgo de padecer melanoma y también previene el envejecimiento prematuro, en el que se incluyen las arrugas, flacidez o las manchas.

¿Son los filtros solares peligrosos, cancerígenos o pueden alterar el sistema hormonal?

Si hablamos de seguridad en los filtros solares, ambos son seguros y efectivos en general. Han sido ya largamente testados para ello. En amplios rasgos, parece que los filtros físicos tienen menos efectos secundarios que los químicos en cuanto a irritaciones en la piel. Sin embargo, la mayoría de fórmulas suelen combinar ambos tipos.

Si hablamos de filtros físicos, muchas personas los escogen pensando que son productos naturales o incluso ecológicos, pero no dejan de ser composiciones minerales. Son inorgánicos (hemos de descartar entonces todos los que los indican como orgánicos). Los otros tipos de filtros que muchas personas denominan químicos son los que químicamente podemos denominar orgánicos.

Dentro de los filtros químicos, hay algunos que se han relacionado con la toxicidad. De entre los que he mencionado antes, la oxibenzona es la que se lleva peor publicidad, porque puede encontrarse entre los denominados disruptores endocrinos u hormonales. Esto quiere decir que son productos químicos con la capacidad de traspasar membranas celulares e interferir en la producción natural de hormonas.

Aunque no hay una evidencia concluyente que sea dañina en personas ni sea realmente un disruptor endocrino, sí que se la ha relacionado con algunas reacciones alérgicas. Este es quizás el efecto secundario más común.

Este componente no solo actúa como filtro solar, también se puede encontrar en otros productos, como el plástico, la laca o el esmalte de uñas.

Sobre que algunos filtros químicos pueden provocar cáncer es, muy al contrario, en lugar de provocarlo van a prevenir el melanoma.

Si se quiere evitar usarlos, en la etiqueta siempre debe indicarlo como Oxibenzona, Oxybenzone o Benzofenona-3, Benzophenone-3. Cualquiera de estas denominaciones son las que pueden aparecer. Está autorizada en Estados Unidos y Canadá, pero no en todos los países.

Se trata químicamente de un complejo sintético orgánico (compuesto por carbonos, oxigeno e hidrógenos). El problema puede erradicar en que el filtro solar es absorbido a través de la piel al torrente sanguíneo, y los estudios indican que se encuentra una alta concentración de este en la orina humana. Es ahí donde indican que puede causar cáncer hormonodependiente, como puede ser tiroide, útero, mama… En cierto modo, esta sustancia se puede comportar como los “estrógenos”.

Actualmente están en estudio los efectos mutagénicos. Del mismo modo, la absorción por la piel puede pasar a la leche materna.

Los últimos estudios clínicos y publicados en The Journal of the American Medical Association hablan sobre la peligrosidad de algunos de estos ingredientes. El estudio se realizó con un grupo de personas que el primer día se aplicaron filtro solar. Los días 2, 3 y 4 se lo aplicaron 4 veces al día y luego se extrajeron muestras sanguíneas desde el primer día y las siguientes semanas, hasta 3, para saber hasta qué nivel y qué día se encontraban en sangre estos químicos.

El ensayo demuestra que al menos 6 ingredientes activos fueron absorbidos por el organismo y algunos hasta 3 semanas posteriores a la aplicación del filtro solar. 

Las concentraciones sanguíneas de oxibenzona eran hasta 180 veces más altas de los niveles de seguridad marcados por la FDA. Al aplicarse solo una vez el filtro solar y después de 4 días de aplicación los niveles aumentaron hasta 500 veces y se mantuvieron estos niveles hasta 3 semanas, lo que sin duda tienen un importante impacto en la salud de las personas.

Por otra parte, se sabe que la oxibenzona puede afectar al desarrollo pectoral, al peso en el nacimiento e incluso a la calidad de esperma.

A su vez, se ha demostrado que estos químicos, están destruyendo las barreras de coral y por este motivo Hawai ha prohibido su uso.

Estos estudios han sido realizados en USA. Sin embargo, la FDA no ha prohibido su uso, ya que la valoración sobre el peligro frente a esta posible absorción es mucho menor que el peligro de la protección solar y la protección frente el melanoma.

En España, está autorizado su uso en una concentración máxima del 10% y debe incluir específicamente en el etiquetado “Contiene oxibenzona” siempre que sea superior al 0,5%.

Relación con la caída del cabello

En el mismo nivel de que estos filtros químicos pueden ser disruptores endocrinos, podemos extrapolar este efecto a la caída de cabello. La relación con la alopecia fibrosante frontal (es la alopecia cicatrizante) está aumentando cada vez más, y algunos investigadores lo están relacionando con algún contaminante ambiental, o incluso con el uso de filtros solares en la cara. Es ahí dónde está la duda. No existen pruebas suficientes para establecer una relación causal directa con el uso de filtros solares.

¿Los filtros solares son peligrosos con la naturaleza?

Como he dicho antes, algunos filtros solares como la oxibenzona y el octinoxato han sido prohibidos en Hawai y en las Islas Palau, ya que los relacionan directamente con el deterioro de la barrera de coral.

Pero, no solo se ha prohibido en los filtros solares, sino también en otros productos que lo pueden contener como pueden ser champú, lacas de uñas, máscara de pestañas u otros cosméticos.

Estos compuestos orgánicos alteran el equilibrio de los ecosistemas marinos porque altera el ADN celular de las algas, haciéndolas desaparecer. Los arrecifes de coral se vuelven blancos, más débiles y mueren.

Esto no solo es un problema del agua del mar, también esos componentes en el agua de la piscina, que además pueden ser peligrosos. La investigadora del CSIC Silvia Díaz Cruz, del Instituto de diagnostico ambiental y estudios del agua (DAEA) es la autora de algunos estudios que relacionan el daño de estos filtros solares y el medio ambiente.

De hecho, se han encontrado estas sustancias en los huevos de las aves del Parque de Doñana. Si están en los huevos, esta claro: indica que el ave ha estado expuesta a estas sustancias químicas y que ha transferido estos químicos al huevo.

¿Qué hay de nuevo?

Hasta ahora, conocíamos los filtros solares como los que nos protegían de los UVB, que son los que realmente nos producen quemaduras solares (provocan el cáncer de piel). Sin embargo, ya sabemos que los UVA son igualmente dañinos al provocar fotoenvejecimiento prematuro y otros peligros.

Las longitudes de onda de estos rayos son:

UVB [280-315 nm].

UVA [315-380 nm].

La siguiente novedad es la aparición de los filtros frente al daño de los rayos IR. Y, por ultimo, la luz azul. Eso significa que un cosmético completo será el que va a proteger de los tres tipos de radiaciones. 

De la luz, el 7% son la radiación UV, 46% es la luz visible y el 47% son los rayos IR.

La luz azul procede de las pantallas, tabletas y otros aparatos electrónicos.

Protectores frente IR

Los rayos IR se dividen en 3 tipos: IRA, IRB, IRC. Esta radiación es igualmente dañina frente al envejecimiento de la piel.

La radiación IRA provoca daño en la piel al aumentar la expresión de las enzimas proteinasas que provocan daño celular y la disminución de la producción de colágeno en la piel. Así, la firmeza y la elasticidad cutánea disminuyen.

Los IR dañan las células al perjudicar directamente el núcleo celular, concretamente la mitocondria.

Por ello, estos filtros solares son principalmente la parte más antioxidante de un protector solar que contenga filtros físicos y químicos.

Protectores frente luz azul

Se han hecho estudios del daño de la luz azul. Se realizaron los estudios tras una exposición continuada a esta luz y se valoró la oxidación de los B-carotenos, oxidación lipídica y pigmentación y la carbonilación proteica. También se valoraron visualmente los efectos de complexión de la piel fatigada y la luminosidad cutánea, además de la aparición de manchas oscuras.

El espectro de luz visible azul es de 400 a 500 nm. Tiene la capacidad de penetrar en la piel hasta la dermis, produciendo el radical libre oxigeno radioactivo, daño en el ADN celular, citoxidad, disminución de la proliferación celular y disminución de la reparación natural de la barrera cutánea.

A largo plazo, produce estrés oxidativo en la piel y alto incremento de los radicales libres. Por otra parte, afecta directamente a la salud ocular, dañando la retina y provocando degeneración macular.

A su vez, disminuye la producción de melatonina.

Los filtros solares efectivos químicos y físicos también son efectivos para este tipo de radiación. Sin embargo, es importante añadir antioxidantes en alto contenido.

Antioxidantes orales y tópicos 

Comercialmente:

PEPHA®-AGE, el extracto de microalgas scenedesmus rubescens.

G RUTIN PS-S.

OLEA-HT™10, es una combinación de  olivas y el tyrosol.

NIACINAMIDA PC.

Los diferentes filtros físicos PARSOL® MAX , PARSOL® TX , PARSOL® ZX.

Fotoprotectores despues de la exposicion solar

Un nuevo aspecto de fotoprotección es la posible reparación cutánea después de la exposición solar. Uno de los activos son las enzimas reparadoras del ADN en las cremas after-sun. Los activos en concreto son liposomas que contienen Fotoliasa, es la enzima 4 endonucleasa. Estos ingredientes son tópicos.

Por otra parte, es muy importante la protección interna, es decir el incremento de antioxidantes a nivel oral para combatir el efecto negativo de los radicales libres. El más efectivo es la vitamina C oral.

Pin It

Seguro que te interesa continuar leyendo .....

Nuestras Redes Sociales

Agenda

Farmaventas nº 171 - Edición Animada
Farmaventas nº 171 - Edición Animada

Farmaventas nº 171 - Edición Animada

Farmaventas nº 170
Farmaventas nº 170

Farmaventas nº 170

Farmaventas nº 169
Farmaventas nº 169

Farmaventas nº 169

Farmaventas nº 168
Farmaventas nº 168

Farmaventas nº 168

 

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


16.000 ejemplares mensuales
Más de 10.000 noticias publicadas
Más de 17.000.000 de lecturas

Durante el confinamiento y
en la actualidad continuamos
repartiendo la revista física 
con total normalidad.

Descubre nuestra Editorial

@Copyright PODIUM GLOBAL MEDIA S.L. |  Política de PrivacidadPolítica de Cookies