Spanish Español

Claves para afrontar la intolerancia a la lactosa

Una de cada tres personas adultas presenta esta patología en España, según estima la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD). Marta Goñi, del Departamento Científico de Cinfa, insiste en que no hay que autodiagnosticarse, puesto que eliminar los lácteos de la dieta sin supervisión médica puede ser perjudicial para la salud.

En un momento en el que la actualidad sanitaria se centra en la pandemia por covid-19, es importante no descuidar otros aspectos relacionados con la salud, como la alimentación o las patologías crónicas. Es el caso de la intolerancia a la lactosa, una dolencia que, según estimaciones de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD), padece uno de cada tres adultos de nuestro país. Sin embargo, conocer la prevalencia exacta de este trastorno resulta complicado, debido a que los síntomas pueden ser confundidos con los de otras enfermedades digestivas y a que muchas personas autogestionan su intolerancia sin acudir al médico.

Al respecto y ante el Día Mundial de la Alimentación, que se celebra este viernes, 16 de octubre, Marta Goñi, experta del Departamento Científico de Cinfa, advierte de los riesgos de realizar un autodiagnóstico en torno a esta intolerancia, ya que, “si los síntomas están provocados por otra patología, esta debe ser diagnosticada y tratada por un especialista. Por otro lado, dejar de tomar lácteos sin supervisión médica puede provocar una carencia de calcio y algunas vitaminas, proteínas y ácidos grasos indispensables para el organismo, sobre todo en las etapas de crecimiento”.

La intolerancia a la lactosa o incapacidad del intestino para digerir la lactosa se origina cuando el organismo no produce suficiente cantidad de lactasa, la enzima que descompone la lactosa en otros azúcares más simples. Los síntomas más comunes, que aparecen entre treinta minutos y dos horas después de la ingestión, son dolor e hinchazón abdominal, diarrea, flatulencias, retortijones, vómitos y náuseas. Suelen desaparecer entre tres y seis horas más tarde.

Distintos grados de intolerancia Por otro lado, no toda la población con problemas para descomponer la lactosa experimenta el mismo grado de intolerancia: algunas personas pueden presentar síntomas tras ingerir pequeñas cantidades de leche y, en cambio, otras necesitan tomar una gran cantidad para sufrir los mismos efectos. “Es el especialista quien debe realizar las pruebas pertinentes para diagnosticar la enfermedad y el nivel de intolerancia de cada paciente. Luego, prescribirá el tratamiento adecuado a su caso, que suele consistir en la exclusión parcial o total de los lácteos de la dieta”, explica Goñi.

En todos los casos, la exclusión de la lactosa ha de hacerse en función del grado de intolerancia del paciente y ser compensada con la inclusión en la dieta de otros alimentos ricos en calcio. Entre ellos, la experta de Cinfa aconseja “verduras como las espinacas, la acelga o el brócoli; legumbres como las judías blancas, las lentejas y los garbanzos, y pescados como la sardina, el salmón y el lenguado. También las gambas, las yemas de huevo y todos los frutos secos, a excepción de la castaña, constituyen excelentes fuentes naturales de calcio”. Por último, la experta recuerda las pautas de alimentación para prevenir y mitigar la aparición de este problema:

1. Evita el autodiagnóstico y no dejes de consumir lácteos sin consultarlo con tu médico.

2. Conoce qué alimentos incorporan lactosa.

3. Aprende a leer las etiquetas de los envasados.

4. Los lácteos sin lactosa, tus grandes aliados.

5. Complementa tu dieta con otros alimentos ricos en calcio, vitamina D, riboflavina y proteínas.

6. Experimenta en la cocina.

7. Consulta a tu farmacéutico sobre complementos nutricionales de lactasa o probióticos.

8. Presta atención a los medicamentos.

Pin It

La Revista

Farmaventas nº 164
Farmaventas nº 164

Farmaventas nº164

Nuestras Redes Sociales

Agenda

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Contacto


Pau Claris, 138 1º 3ª
08009 - Barcelona - España

Teléfono: +34 93 434 21 21
Teléfono Provisional: 657.56.92.78


Datos


16.000 ejemplares mensuales
Más de 10.000 noticias publicadas
Más de 17.000.000 de lecturas

Durante el confinamiento y
en la actualidad continuamos
repartiendo la revista física 
con total normalidad.

Descubre nuestra Editorial