La Fundación Pasqual Maragall celebra la jornada 'Pon el corazón para cuidar tu cerebro'

Imprimir
La Fundación Pasqual Maragall celebra la jornada ‘Pon el corazón para cuidar tu cerebro'.La Fundación Pasqual Maragall y los clubs DiR en colaboración con la Obra Social “la Caixa”, celebraron ayer, domingo 2 de octubre, la jornada “Pon el corazón para cu

Practicar deporte, comer sano y llevar una vida social activa es la mejor inversión para la salud física y mental, y una forma de tener a raya muchas afecciones, entre ellas las enfermedades del cerebro como el Alzheimer. Por este motivo, la Fundación Pasqual Maragall preparó un decálogo de hábitos de vida saludables.

La jornada empezó con la charla de la Dra. Nina Gramunt, neuropsicóloga y experta en envejecimiento activo de la Fundación Pasqual Maragall, donde detalló recomendaciones para tener cura de la salud cerebral. Al acabar la charla, tuvo lugar una actividad deportiva para gente mayor a cargo de Clubs DiR, en el Jardín de Piscinas y Deportes.

Las 10 recomendaciones específicas que propuso la Fundación Pasqual Maragall son las siguientes:

1. La salud del corazón empieza por el corazón. Evita tener la presión y el colesterol altos.
2. Planta cara al sedentarismo. ¡Sal de casa, camina, muévete! Las labores de cada día son una buena oportunidad para ponerlo en práctica.
3. ¡Los kilos a raya! Procura tener un peso estable y saludable, sin hacer dietas milagro.
4. Recupera la dieta de tus abuelos. Las legumbres, las frutas y verduras y la dieta mediterránea son tus grandes aliados.
5. Mira las etiquetas de los alimentos. Evita las grasas saturadas y los azúcares añadidos.
6. Lleva una vida social activa. Sal, relaciónate. Conversar con gente y estar al día ayuda a tener un cerebro joven.
7. Pon retos a tu mente. Puedes leer, hacer pasatiempos, ¡cualquier cosa que te guste!
8. Hazte chequeos médicos. Saber cómo estás te ayudará a tener bajo control el colesterol y la diabetes.
9. Evita hábitos no saludables como fumar o abusar del alcohol.
10. Duerme bien y adapta tu horario a la luz del día. ¡Descansar ayuda mucho a tu cerebro!